adalberto-pappComo el titulo lo dice los plazos se van cumpliendo las metas se van respetando pedían tiempo lo tuvieron, pero ahora llego el tiempo de gobernar y ahí comienza una nueva historia. Se empezaron a arreglar las calles picoteando un poco en cada lado sin hace un trabajo coordinado y que demuestre organización en la gestión.

En lo económico la falta de recaudación se disimula con la llegada de fondo en cuentas sociales o coparticipación no gestionándose con recursos propios.

En la gestión comunitaria se suma gente pero no se ven los resultados se debaten entre el no puedo no tengo o no quiero y la gente que va a desarrollo social va a buscar una solución y no esas respuestas. Partiendo de esto se nota una grieta entre una gestión encerrada en sí misma y la gente que no abre un camino de acercamiento porque ya se resignó a que esta gestión no va avanzar más.

Con ese cuadro de situación llega la celebración de un nuevo aniversario el 106 de nuestra ciudad y se empieza a desnudar la apatía con que esta gestión le sirve a Villa Ángela. Los festejos mas importantes pasan por gestión pura y exclusiva del gobierno provincial y ahí comienzan a notarse la incapacidad para ensamblar accionar provincial y municipal. En los últimos días se ha notado transformaciones alejadas de la gestión municipal, el recapado de calles céntricas le ha dado a la ciudad otra visión,  la nueva iluminación le da un aspecto de ciudad moderna y ahí se debería notar el acompañamiento municipal.

Comienza el asfaltado del boulevard San Martin y ahí también se nota la ausencia de la gestión municipal y el no gestionar en conjunto. Los festejos por el aniversario muestran actos por separados, como festejando logros diferentes. Peppo celebrando obras en la ciudad de la cual la administracion municipal está alejada totalmente.

En lo cultural el gobierno de la provincia organizando las actividades del aniversario como hecho propio hasta rogando que el intendente también se acerque, actos programados sin la tradición emblemática de Villa Ángela tal vez sin participación de la banda de música municipal que está más cerca de la desaparición que de seguir creciendo. Así están las cosas, ojala que las visitas políticas a nuestra ciudad no confirman lo que muchos piensan de qué lado está la gestión Papp.

Fueron 160 días que no dejaron nada, solo el accionar del gobierno de la provincia

Mario Morales Diaz