Siempre escuche hablar sobre diferentes gestiones de gobiernos buenas y malas, “Los Gobiernos Pasan las Instituciones quedan”. Lamentablemente hoy debo decir lo contrario sobre esta gestión municipal a la cual hace tiempo en diferentes situaciones de estados de la ciudad califico sus acciones con una sola palabra, DECIDIA.
Definitivamente nos les importa nada, porque puedo decir que Villa Ángela ha tenido malas administraciones pero funcionarios decididos a la hora de defender sus espacios y sus proyectos, como es el caso de la Cultura, la expresión de los Pueblos. La Escuela de Música Municipal “Roberto Kiener” que tiene 39 años de vida ininterrumpidos, espacio donde muchos hijos de empleados municipales y comunidad en general llegaban a aprender a tocar algún instrumento de forma gratuita. Hoy el director de la banda Claudio Leguizamon por medio de su página de Facebook personal hizo pública la real situación que atraviesa hoy la Institución, donde muestra su dolor ante la falta de respuestas de parte de esta gestión a sus reclamos sobre mejoras de sueldo de los profesores que están al frente de la institución, el mantenimiento de los instrumentos (los pocos con lo que cuentan) y un lugar acorde para los ensayos sin olvidar que la mayoría de quienes concurren son niños. Esta Gestión ya tuvo a estos niños 21 días sin luz cortando ensayos por la falta de la misma. Bancando la prepotencia y la falta, mucha falta de planificación del Director de Cultura Boris Baluk.
¿Cuándo se van a empezar a ocupar de los problemas? ¿Cuánto tiempo más van a decir no tenemos plata? Cuando todos saben que cuando tienen sus peleas internas en esta gestión, solo se tiran sus muertos (amigos y/o familiares que cobran contratos altísimos). Porque para estas personas que hoy les toca administrar la Municipalidad, Leguizamon y los chicos de la Banda de Música solo son un número y un gasto. No se dieron cuenta que lo que está por dejar de funcionar es una referencia histórica cultural de la ciudad de Villa Ángela, como lo son los Carnavales (los cuales tampoco se hacen cargo) y que ambas actividades están relacionada socioculturalmente. La cultura nunca esta demás, sirve para el crecimiento de una sociedad, y si un funcionario va en contra de la cultura demuestra el desprecio a sus ciudadanos. El director de Cultura debería explicar en que gasta los fondos que recibe mensualmente del Instituto de Cultura de la Provincia (si los gasta) además de tener su propio presupuesto, y si no puede explicar esto que renuncie.
Conozco a la familia Leguizamon quien es una institución dentro de la misma institución y su apellido junto al del “Negro” Iniguez son la máxima referencia al hablar de escuela de Música Municipal. En 39 años de existencia la banda ganó un prestigio importantísimo en la región, incluso presentaciones en la provincia de Santa Fe en la recordada inauguración de la ruta nacional 95 o en la visita de la presidente de la Nación a nuestra ciudad, además de innumerables actuaciones ante la solicitud de los municipio de la zona durante muchos años siendo la única Banda Municipal de la región y posteriormente fuente de consulta de otros municipios para la creación de su propia banda, todos estos logros y años de trabajo llevó a la Banda a ser reconocida por la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Chaco. Pasaron de tener una gran actividad en actuaciones en el 2015 a un 2016 sin actividad y sin respuestas. Hasta hoy con el esfuerzo de los profesores, alumnos y padres la banda funciona. Sin el respaldo de la Gestión del Intendente Papp que a esos padres jamás lo recibió en persona para atender los reclamos
Y les pido por favor a los funcionarios municipales que no salgan con el discurso de que acá se tiene que ocupar la provincia, porque la Banda de Música es MUNICIPAL. Y Señor Secretario de Gobierno cuando un trabajador reclama un sueldo digno no se lo corre con evasivas ni diciendo que es una agresión, agresivo es el manoseo suyo y si no está capacitado le pido que junto con el Director de Cultura y el Secretario de Planificación presenten la renuncia urgente.

Mario Morales Diaz