Como  era de esperarse y ante todos los alertas meteorológicos anunciados, la ciudad se vio nuevamente en una situación caótica ante la emergencia de lluvia. Desde la madrugada ya estaban las primeras imágenes de algo que es recurrente y que se viene arrastrando desde todo el 2016 y es la falta de gestión primero y de una persona capacitada en el cargo de Servicios Públicos, es sobrado el argumento de que Quiroz no hizo no hace y por lo visto no va hacer más nada salvo pasear en camioneta. No tiene una planificación, el trabajo incansable que prometió desde que le asignaron esta función ya quedo lejos y sin margen de excusas. Quiroz no sirve, pero es fácil caerle a Quiroz él solo es uno de los eslabones de esta cadena, ya que es la parte operativa. El máximo responsable de esta situación y a quien le cabe la responsabilidad política y también operativa es al Intendente de la ciudad que sin dudas demuestra no querer resolver el problema de fondo. Puedo contar que una empresa local con maquinaria pesada para complementar el trabajo que hoy reclama la ciudadanía entera estaba a disposición en el mes de abril y el municipio bajo la responsabilidad del intendente Papp omitieron dicha ayuda ya que era inminente la compra de maquinaria por parte del ejecutivo (jamás hicieron el pedido de dicho crédito en aquel momento, lo hicieron recién en diciembre y ya fue aprobado) mientras tanto el cuneteo, la limpieza de canales esperaban que el agua se lo lleve todo.

Jamás hubo una planificación  de nadie solo parches del momento y excusas en grandes. En las primeras horas de la mañana ya había gente intentando al menos que alguien del municipio les atendiera el teléfono porque hay lugares donde la situación fue desesperante a lo que un funcionario les dijo a sus colaboradores “a la calle no vamos a salir porque la gente nos manguea”. Juntarse a las 11hs  para una foto y decir que a las 15hs salimos a asistir ya es tarde, la reacción en principio era evitar que esto sucediera con trabajos previos.

Y como era de esperarse esa acción y reacción la tiene una vez el gobernador Peppo asistiendo en todos los niveles a la ciudad de Villa Ángela.

Sin dudas que en un año todo aquel capital del voto de confianza que le dio la ciudadanía ya no servirá si el rumbo no es otro…

 

Mario Morales Diaz